PORTADA_BOTON_CERRAR
0 LBL_CESTA 0,00 €

PROCESO_COMPRA_CESTA_VACIA_TITULO

PROCESO_COMPRA_CESTA_VACIA_TEXTO

Las Cartas OH son una técnica que se incluye en la Naturopatía Psicofísica, englobada en lo que socialmente se conoce como Terapias Naturales o Terapias Alternativas.

Las Cartas OH son cartas asociativas o cartas proyectivas. También denominadas cartas Kesem, esta designación hace referencia a las siglas que designan los 19 mazos de Cartas de Cuentos Ilustrados en lengua hebrea, igualmente posee el significado de “magia”.

No son juegos, no tienen nada que ver con el Tarot ni con Oráculos. Son una herramienta terapéutica que se utiliza en Psicología, Psiquiatría, Psicoterapia y en Naturopatía, desde hace más de dos décadas, para el desarrollo personal y profesional, además de para la búsqueda del principio psicosomático o mental de cualquier desarmonía de nuestra vida, bien a nivel de salud física, emocional o mental.

Las Cartas OH sirven para fomentar la comunicación, la creatividad y la imaginación, además de servir para abordar el problema del paciente de manera que parezca la primera vez que se aborda, ya que activan los esquemas disfuncionales. Estimulan la capacidad asociativa y evocativa, incentivando la narrativa; ayudan a encontrar la forma de describir los sentimientos y pensamientos que de otra forma no se consiguen expresar.

El uso de las Cartas OH puede estar indicado para descubrir el cómo y el por qué de nuestras actitudes ante la vida y ante una situación puntual. Sirven sobre todo para encontrar el por qué de cada una de nuestras actitudes negativas: rabia, tristeza, depresión, ira, etc.; si conocemos ese por qué, resulta fácil cambiar nuestra actitud.

Están compuestas por 2 barajas de 88 cartas cada una, en una se reflejan imágenes de la vida cotidiana y en la otra aparecen palabras que representan emociones y actitudes presentes en las escenas. En las posibles asociaciones de cartas el inconsciente se comunica a través de imágenes, permitiendo una comunicación dinámica entre lo consciente y lo inconsciente. Son un camino hacia el autoconocimiento y en el transcurso de la sesión aparece el pensamiento analítico y crítico que sirve al autoaprendizaje. Mediante las preguntas del terapeuta el paciente se va confrontando con creencias, valores, actitudes… llegando finalmente a una verdadera expansión de la conciencia y a nuevas formas de pensamiento.

El uso de estas cartas como herramienta terapéutica nace de la interacción entre un artista plástico, Ely Raman, y un psicólogo clínico alemán llamado Moritz Egetmeyer, como un método adicional a la práctica terapéutica. Las primeras Cartas OH aparecen en 1981 y en la actualidad se publican en más de quince lenguas y se utilizan en más de 36 países. Posteriormente han ido surgiendo otro tipo de cartas asociativas, algunas de ellas utilizadas con gran éxito. Son una herramienta cada vez más utilizada por los expertos en Coaching.

Se basan en Freud y su Teoría de la proyección, Husserl y su concepto de Apercepción Analógica y en el concepto de Esquemas disfuncionales de Jeffrey Young.


“En Centro Shalom tenemos los conocimientos y la experiencia necesaria para realizar tu tratamiento con esta técnica. Asimismo, si estás interesado/a en formarte y poseer un conocimiento profundo de esta o de otras técnicas en las que somos expertos, estaremos encantados de formarte.”

• Ayudan a llegar al subconsciente de forma fácil.
• No interfieren con otras técnicas.

Su uso puede estar indicado para:
• Desarrollo personal
• Desarrollo de la creatividad
• Creación de nuevas perspectivas
• Aumento de la capacidad de comunicación
• Mejora de la memoria
• Resolución de problemas
• Búsqueda de soluciones creativas a problemas complejos
• Comprensión de los competidores
• Entender la situación de las empresas
• Negociar en la empresa
• Creación de metas
• Estimulación de la imaginación
• Búsqueda de propósito en la vida
• Trabajo con enfermedades psicosomáticas
• Resolución de problemas de relación
• Reformulación de los problemas
• Dar rienda suelta a la imaginación
• Obtener más información sobre la lógica y la resolución de problemas
• Desarrollo de habilidades comunicativas
• Práctica de narración de cuentos

No se conocen contraindicaciones.