fbpx

La vitamina B12, cobalamina o cianocobalamina, tiene la estructura química más compleja y grande de todas las vitaminas. Es la única que contiene cobalto (de ahí el nombre de cobalamina). Es importante para el metabolismo de proteínas y ayuda al mantenimiento del sistema nervioso central.

¿Qué daño puede producir el tener muy poca vitamina B12? Considera esto: en el transcurso de dos meses, un hombre de 62 años desarrolló entumecimiento y una sensación de «alfileres y agujas» en sus manos, tuvo problemas para caminar, experimentó dolor en las articulaciones, comenzó a ponerse amarillo y se quedó progresivamente sin aliento. La causa fue la falta de vitamina B12 en su torrente sanguíneo, según un informe del caso del Hospital General de Massachusetts, afiliado a Harvard, publicado en The New England Journal of Medicine. Podría haber sido peor: una deficiencia severa de vitamina B12 puede provocar depresión profunda, paranoia y delirios, pérdida de memoria, incontinencia, pérdida del gusto y el olfato y más.

¿Por qué es importante la vitamina B12?

El cuerpo humano necesita vitamina B12 para producir glóbulos rojos, nervios, ADN y realizar otras funciones. El adulto promedio debe recibir 2,4 microgramos por día. Como la mayoría de las vitaminas, el cuerpo no puede producir B12. Por lo tanto, debe obtenerse de alimentos o suplementos.

Y ahí radica el problema: algunas personas no consumen suficiente vitamina B12 para satisfacer sus necesidades, mientras que otras no pueden absorber suficiente, sin importar cuánto ingieran. Como resultado, la deficiencia de vitamina B12 es relativamente común, especialmente entre las personas mayores. La Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición estimó que el 3,2% de los adultos mayores de 50 años tienen un nivel de vitamina B12 muy bajo y hasta el 20% puede tener una deficiencia de vitamina B12.

¿Corres riesgo de deficiencia de vitamina B12?

Hay muchas causas para la deficiencia de vitamina B12. Sorprendentemente, dos de ellas son prácticas que a menudo se llevan a cabo para mejorar la salud: una dieta vegetariana y una cirugía para bajar de peso.

Las plantas no producen vitamina B12. Los únicos alimentos que la contienen son carne, huevos, aves, productos lácteos y otros alimentos de origen animal. Los vegetarianos y veganos estrictos tienen un alto riesgo de desarrollar una deficiencia de vitamina B12 si no comen granos enriquecidos con la vitamina o toman un suplemento vitamínico. Las personas que se someten a una cirugía para bajar de peso también tienen más probabilidades de tener un bajo contenido de vitamina B12, porque la operación interfiere con la capacidad del cuerpo para extraer la vitamina B12 de los alimentos.

Las afecciones que interfieren con la absorción de nutrientes, como la enfermedad celíaca o de Crohn, pueden causar problemas de B12. El uso de medicamentos para la acidez estomacal, comúnmente recetados, también puede reducir la producción de ácido en el estómago (se necesita ácido para absorber la vitamina B12). Esta condición es más probable que ocurra en personas mayores, debido a la reducción en la producción de ácido estomacal que a menudo ocurre con el envejecimiento.

Síntomas de deficiencia de vitamina B12

La deficiencia de vitamina B12 puede desarrollarse lentamente, lo que hace que los síntomas aparezcan gradualmente y se intensifiquen con el tiempo. También puede aparecer relativamente rápido. Dada la variedad de síntomas que puede causar una deficiencia de vitamina B12, la condición puede pasarse por alto o confundirse con otra cosa. Los síntomas de deficiencia de vitamina B12 pueden incluir:

  • sensaciones extrañas, entumecimiento u hormigueo en las manos, piernas o pies
    dificultad para caminar (escalonamiento, problemas de equilibrio)
  • anemia
  • lengua hinchada e inflamada
  • dificultad para pensar y razonar (dificultades cognitivas) o pérdida de memoria
  • debilidad
  • fatiga

Si bien un médico experimentado puede notar los síntomas y ser capaz de detectar una deficiencia de vitamina B12 con una buena entrevista y un examen físico, se necesita un análisis de sangre u otra prueba equivalente para confirmar la afección.

Es una buena idea preguntarle a tu médico sobre la necesidad de controlar tu nivel de vitamina B12 si eres vegetariano estricto, si te has sometido a una cirugía para bajar de peso o tienes una afección que interfiere con la absorción de los alimentos.

La detección y el tratamiento tempranos son importantes. Si no se trata, la deficiencia puede causar problemas neurológicos graves y enfermedades de la sangre.

Impulsando tu B12

Una deficiencia grave de vitamina B12 se puede corregir de dos maneras: inyecciones semanales de vitamina B12 o píldoras diarias de altas dosis de B12. Una deficiencia leve de B12 se puede corregir con un multivitamínico estándar o un complejo vitamínico del grupo B.

En muchas personas, se puede prevenir una deficiencia de vitamina B12. Si eres vegetariano o vegano estricto, es importante comer pan, cereales u otros granos enriquecidos con vitamina B12 o tomar un suplemento diario. Un multivitamínico estándar proporciona 6 microgramos, más que suficiente para cubrir la necesidad diaria promedio del cuerpo.

Si tienes más de 50 años, el Instituto de Medicina recomienda obtener B12 adicional de un suplemento, ya que es posible que no puedas absorber suficiente vitamina a través de los alimentos. Un multivitamínico estándar o un complejo vitamínico del grupo B puede cumplir esta función.

Lo que la vitamina B12 no puede hacer

Internet está lleno de artículos que elogian el uso de vitamina B12 para prevenir la enfermedad de Alzheimer, enfermedades cardíacas y otras afecciones crónicas o para revertir la infertilidad, fatiga, eczema y una larga lista de otros problemas de salud. La mayoría se basa en evidencia pobre o defectuosa.

Tomando la enfermedad de Alzheimer como ejemplo. Aunque existe una relación entre los bajos niveles de vitamina B12 y el deterioro cognitivo, los estudios clínicos, incluidos los que involucran a personas con enfermedad de Alzheimer, no han demostrado una mejora en la función cognitiva, incluso dosis de la vitamina tan altas como 1.000 microgramos.

Por ahora, es mejor obtener suficiente vitamina B12 para prevenir una deficiencia y no considerarla como un remedio para lo que te aqueja.

Fuente: www.health.harvard.edu

 

¿Tienes dudas acerca de la situación de tu organismo, en cuanto a niveles vitamínicos? En Centro Shalom podemos realizarte una prueba que te facilitará información detallada, no sólo de vitamina B12, sino de otras vitaminas, minerales y metales pesados. Accede desde aquí

 

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies