fbpx

La homeopatía es un método de tratamiento cada vez más demandado por quienes buscan tratar su salud desde un punto de vista natural y sin efectos secundarios.

No sólo cada vez más personas la prueban, sino que quienes la prueban, muestran su satisfacción con los resultados. En un estudio realizado en España hace algunos años por una empresa del sector, ocho de cada diez personas que habían usado la homeopatía se mostraban satisfechos o muy satisfechos con los resultados obtenidos.

Los remedios homeopáticos son elaborados a partir de plantas, minerales o animales y son totalmente compatibles con cualquier otro tipo de tratamiento, ya sea natural o farmacológico.

La homeopatía es un método de tratamiento holístico; es decir, trata a la persona como un todo, teniendo en cuenta su estado físico, mental y emocional. Al mismo tiempo, los tratamientos son personalizados ya que cada persona vivirá de forma diferente sus problemas de salud y esto la homeopatía lo diferencia con mucho detalle. Usando un ejemplo conocido, si una persona tiene dolores de cabeza será necesario precisar en qué zona son los dolores (frente, sienes, etc.), si son siempre en el mismo sitio o se alternan, cómo son (punzantes, etc.), cuándo suelen aparecer (mañanas, noches, etc.), si aparece también una mayor sensibilidad a algún factor ambiental (ruidos, olores, etc.). Cada situación tendrá su remedio homeopático asociado.

Otra gran ventaja es que los remedios se pueden usar con total seguridad en niños y embarazadas, colectivos ambos con bastantes restricciones en otros tipos de tratamientos. Esto hace que se conviertan en los usuarios principales, junto con las personas mayores (muchas veces polimedicadas), aunque por supuesto se puede usar en cualquier persona y situación, por la total compatibilidad con otros tratamientos ya comentada. La homeopatía nos puede ayudar desde el primer año de nuestra vida hasta el último.

Se puede aplicar en afecciones agudas, como por ejemplo una gripe o un resfriado, incluso con carácter preventivo ya que también se pueden incrementar las defensas naturales del organismo con la homeopatía. Se puede usar en procesos crónicos o recurrentes, en algunos también como preventivo como puede ser el caso de las otitis de repetición en los niños.

Otro ámbito en el que se está expandiendo la homeopatía es la veterinaria, desde mascotas a caballos de carrera, así como casos donde un tratamiento farmacológico tendría efectos en producción, como puede ser la mamitis en ganado vacuno.

En otros países de Europa confían mucho más en la homeopatía, es más usada y está más reconocida e incluso integrada dentro del sistema nacional de salud, como en el Reino Unido. En Francia, según algún estudio, usa la homeopatía regularmente el 56% de la población.

¿Estás interesado en formarte en homeopatía?

 

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies