En la ciudad noruega de Tromso, se encuentra el hospital psiquiátrico de Asgard, a 1.650 kms. al norte de Oslo. Tras la presión de los enfermos y sus familias para tener la opción de decidir sobre si medicarse o no, el ministerio de Salud noruego ha dado la orden de hacer tratamientos libres de fármacos. Al mismo tiempo, se abrió el debate global sobre la medicación voluntaria.

Dicho hospital ha creado una sala sin medicación en una de las plantas, donde cuelga el cartel de «medikamentfritt behandlingstilbud» (tratamiento libre de fármacos). En esta sala, los pacientes tienen el derecho a elegir cómo quieren se tratados y los profesionales deben enfocar el cuidado en base a ello.

«Debemos tener en cuenta la perspectiva de este paciente de igual manera que la perspectiva del médico», comenta Magnus Hald, jefe de los servicios psiquiátricos del hospital.

«Antes les decíamos a los pacientes lo que era mejor para ellos, pero ahora les preguntamos qué es lo que realmente quieren y ellos pueden decidir», añade Merete Astrup, directora de la unidad sin medicación.

 

Fuente: ABC

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies