fbpx

Hace 15 años me diagnosticaron esclerosis múltiple, tengo 39 años. ¿Un Naturópata me puede ayudar?, ¿especialmente con el equilibrio y caminar?

La Esclerosis Múltiple (EM) es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central, se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad. A pesar de que la causa exacta de la EM se desconoce, muchos científicos creen que la destrucción de la mielina en la EM, la cubierta protectora que rodea las neuronas, es el resultado de una respuesta anormal del sistema inmunológico hacia el propio organismo.

En la Naturopatía un órgano interno es visto como un sistema complejo, que incluye no sólo la entidad anatómica, sino que también contiene emociones, tejidos, órganos de los sentidos, etc. En la medicina occidental un órgano interno es visto sólo por su función y su localización anatómica. La explicación que le damos a continuación sobre el bazo, el hígado, los riñones y la participación de estos órganos en la Esclerosis Múltiple se basa en el concepto de la Naturopatía.

La alimentación y las emociones desequilibradas, el trauma, el estrés y el exceso de trabajo desempeñan un papel importante en la esclerosis múltiple. El frío, los lácteos y alimentos grasientos o fritos debilitan el bazo y conducen a la formación de humedad lo que debilita aún más el bazo. Emociones excesivas, como la ira, afectan al hígado y una preocupación o control excesivos dañan el bazo. Cuando se debilita el bazo, no se puede proporcionar el alimento para el cuerpo y esto debilita el Qi (energía) del cuerpo. Los riñones también juegan un papel importante en la energía del cuerpo, ya que, cuando la energía del bazo no está disponible, la energía almacenada en el riñón también se agota, y como consecuencia el cuerpo se debilita aún más.

Según la Naturopatía, el riñón gobierna el cerebro, la médula espinal y controla el hígado y los nervios. Si el riñón y el hígado están perjudicados, entonces podría haber problemas con el cerebro, la médula espinal y los nervios.

La causa más frecuente de la EM es por deficiencia de Qi de Bazo, de hígado y deficiencia renal; sin embargo, es una enfermedad complicada y la valoración será compleja. Con seguridad habrá que valorar otros patrones personales e individuales que pueden estar involucrados. Por ello, la importancia de tener una valoración a fondo por un profesional cualificado.

En cuanto a la cuestión del equilibrio y caminar, en las etapas iniciales por lo general hay problemas de humedad, lo que indica un problema con el bazo. Los síntomas de la humedad incluyen pesadez y adormecimiento en las piernas. En las etapas medias existe deficiencia hepática y de riñón, que incluyen mareos al ponerse de pie y la debilidad en las piernas. Si hay vértigo, vómitos y las piernas están rígidas, tenemos un ascenso de la energía de hígado. En las últimas etapas habrá viento en el hígado, que producirá temblores y espasmos de las piernas.

En el inicio de la enfermedad se obtienen mejores resultados de tratamiento, si este se inicia de forma temprana, se pueden eliminar muchos de los síntomas por completo.

A medida que la enfermedad progresa, hay problemas de coordinación y debilidad en las piernas; cuando todavía se puede caminar, hay técnicas como la acupuntura, la gua sha, ventosa, moxibustión, masaje, etc., de las que se pueden obtener buenos resultados. Sin embargo, para las personas que ya no le es posible caminar, los resultados tienden a ser pobres o inexistentes.

El Naturópata debe asesorarle en cuanto a la dieta y estilo de vida, pero la colaboración del cliente es fundamental. Se puede necesitar más descanso, así como una reducción de estrés en su vida cuotidiana. Una actitud mental positiva, el ejercicio físico ligero y un tratamiento con Fitoterapia o Espagiria, serán necesarios.

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies