fbpx

Si tienes tendencia a sufrir procesos catarrales o gripales interminables, alergias; si con el cambio de estación te sientes agotado/a y triste sin saber por qué, te interesa este artícul.

Se acerca el otoño y con él un gran cambio energético que afecta a la Naturaleza y, por lo tanto, al ser humano: dejamos atrás la energía Yang del verano, caliente y expansiva, para dirigirnos a una energía Yin, más fría e introspectiva.

La bajada de las temperaturas, menos horas de luz solar y, en general, la vuelta a la rutina harán que nuestro nivel energético cambie y que nuestro cuerpo tenga que adaptarse a este nuevo ritmo para no enfermar.

Según la MTC (Medicina Tradicional China) el otoño es la etapa en la que subsistema de pulmón e intestino grueso (elemento metal) está más activo; esto convierte a esta estación en un momento idóneo para la depuración, para eliminar del organismo además de toxinas, el exceso de calor recibido durante el verano e iniciar la transición al invierno de manera natural.

El pulmón conecta con el exterior a través de la nariz, lo que le hace muy vulnerable a factores climáticos. Por ello, debemos equilibrar su flujo energético y prevenir que se congestione o estanque, que surjan emociones como la tristeza o el apego o que derive en trastornos en los aparatos respiratorio y digestivo.

Si durante esta etapa del año sueles sentir que te cuesta enfrentarte a los quehaceres de la vida diaria; sientes desazón y melancolía, de las que desconoces su origen, presta atención a estas señales.

Para evitar todos estos problemas, contamos con la ayuda de la acupuntura. Un tratamiento intensivo de dos semanas, facilitará la adaptación al cambio energético del Equinoccio de otoño y le devolverá a tu cuerpo el equilibrio y el bienestar que necesita.

Contáctanos y te daremos más detalles.

 

Marga Quiroga- CENTRO SHALOM

 

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies