Entrevista publicada en el diario “Atlántico” el pasado 16 de febrero a Carlos Lasvi, pionero en acupuntura y colaborador habitual del equipo docente del Centro Shalom

¿Qué es necesario para ser un buen acupuntor?
Tener ganas de estudiar, porque hay que tener un gran conocimiento del cuerpo humano, y contar con profesores prácticos, que se centren en lo que interesa de verdad.

¿Cuál es el perfil de sus alumnos?
Hay de todo, aunque la mayoría están relacionados con la Sanidad, principalmente médicos. El resto, un 65%, son personas sin ninguna vinculación con la medicina.

¿Cuál es el objetivo de esta técnica curativa?
Corregir los desequilibrios de la energía orgánica. Nuestros cuerpos son  máquinas que consumen energía, una denominada negativa, que procede de la herencia genética de los padres, y otra positiva, la ambiental, que procede de lo que respiramos y de los alimentos. Es llevada por todo el cuerpo a través de las líneas meridianas que llegan a los distintos órganos. Si estas energías no están equilibradas, el organismo no funciona bien. Es como un coche con  seis motores, si hay un fallo en uno de ellos, se resiente la totalidad.

¿Qué dolencias trata?
Fundamentalmente las enfermedades crónicas como esclerosis, Parkinson, Cefaleas o Epilepsia, Etc. Consigue curar lo que la medicina occidental no logra, pero no hace milagros. Si el órgano está muy dañado, se necesita una donación. Pero llegar a este punto es muy difícil. Es curioso que para lo que más se usa es para dejar de fumar y en realidad en ese campo no hace nada, tan solo trata la ansiedad.

¿Las agujas son imprescindibles?
Las agujas son muy cómodas porque permiten la aplicación simultánea sobre todos los puntos del paciente. También se puede utilizar el  láser o aplicaciones de calor, pero se tiene que ir uno a uno y hace más pesada la sesión.

¿En qué consiste el tratamiento?
Primero hacemos un diagnóstico tomando el pulso, así comprobamos el funcionamiento de los órganos para elaborar el tratamiento seleccionando los puntos adecuados de los 360 que tiene el cuerpo.

¿Qué se sabe del origen de la acupuntura?
Casi nada. Surgió en Oriente y es milenaria.

¿Cuánto falta para que sea reconocida por las autoridades sanitarias?
Mientras en muchos países ya está regulada oficialmente, aquí aún estamos a la espera. Desde 2011 el Ministerio de Sanidad tiene un informe preparado para llevar al Congreso. Sigue el modelo de EEUU.

 

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies