fbpx

Las autoridades sanitarias alemanas han decidido mantener la homeopatía dentro del sistema público de salud, con la correspondiente financiación a los tratamientos. Reconoce así su aportación a la salud pública y el derecho de los pacientes a elegir tratamiento.

Alemania es uno de los países europeos donde la homeopatía cuenta con un gran respaldo social y donde su aportación a la salud pública es considerable. Este apoyo y demanda, por parte de pacientes y profesionales de la salud, con la consiguiente movilización también, fue escuchada y tenida en cuenta, que duda cabe, por el Ministerio de Salud alemán a la hora de tomar esta decisión.

Por tanto, con esta decisión, Alemania se mantiene en la línea de países como Suiza y Luxemburgo, donde los tratamientos homeopáticos también son financiados dentro de los correspondientes sistemas públicos de salud.

La homeopatía ha sufrido en los últimos años continuos ataques e intentos de desprestigiarla. Reproducimos a continuación un artículo sobre el tema, de un prestigioso médico homeópata inglés, donde se aportan datos sobre su evidencia.

 

EVIDENCIA CIENTÍFICA Y HOMEOPATÍA

La homeopatía tiene más de 200 años, utilizada por decenas de miles de médicos y más de 500 millones de personas en todo el mundo, por lo que es una de las formas más populares de medicina integrativa. Se basa en el concepto de «tratar lo similar con lo similar» (en latín similia similibus curentur). El tratamiento homeopático tiene como objetivo estimular y dirigir la capacidad de autocuración del cuerpo al desencadenar una reacción. El cuerpo reacciona a los estímulos, que tienen efectos fisiológicos (drogas o toxinas) al intentar mantener la homeostasis (un ambiente interno estable). La homeopatía hace uso terapéutico de este efecto.

El escepticismo científico sobre la homeopatía surge del uso de medicamentos altamente diluidos. Hay una gran cantidad de investigaciones sobre este tema: una revisión reciente de la investigación básica sobre medicamentos homeopáticos altamente diluidos encontró 98 experimentos replicados, más del 70% de las repeticiones fueron positivas. Los métodos utilizados para preparar medicamentos homeopáticos son notablemente similares a algunos utilizados en la nanotecnología de vanguardia y existe una creciente evidencia de que las nanopartículas juegan un papel crucial en la acción de los medicamentos homeopáticos.

La literatura de investigación incluye evidencia preclínica y clínica de la efectividad de la homeopatía, incluyendo efectividad histórica, observacional, comparativa y evidencia de ensayos clínicos aleatorizados de buenos resultados, mayor seguridad, aceptación del paciente, accesibilidad y ahorro de costos. La homeopatía a menudo se usa para “tratar al paciente no la enfermedad”, fortalecer las defensas y la resistencia del huésped en lugar de matar microbios o bloquear procesos fisiopatológicos. Aquí hay una superposición con otras áreas de farmacología y toxicología, incluido el fenómeno ampliamente observado de hormesis (efecto paradójico, estimulante o efecto beneficioso de dosis bajas de toxinas). Una curva de respuesta de dosis hormética no es lineal: tiene forma de J con una relación de respuesta de dosis lineal a dosis altas (el eje) pero una respuesta de dosis inversa, es decir, beneficiosa o estimulante (el gancho) a dosis bajas. Se han identificado más de 10.000 experimentos que demuestran hormesis e importantes implicaciones terapéuticas.

Se han realizado encuestas de alta calidad sobre el uso de la homeopatía en 11 países. Dos encuestas en el Reino Unido estimaron el uso anual en 3,1% y 9,8%. En Francia, el 10,2% de la población general y el 18% de los niños de 0 a 4 años usan la homeopatía anualmente. El 43,5% de los profesionales de la salud franceses prescribe la homeopatía, a menudo co-prescribiéndola con medicamentos convencionales. Los datos de la Encuesta de Salud Nacional federal de EE. UU., analizada por un equipo de Harvard, muestran que alrededor de 7 millones de estadounidenses usan la homeopatía anualmente, con un crecimiento constante. En particular, lo usan para problemas de las vías respiratorias superiores y del oído y lo consideran más efectivo que los suplementos nutricionales.  La demografía de los usuarios de la homeopatía es coherente a nivel internacional: tienden a ser mujeres, bien-formadas y a seguir estilos de vida saludables.

Las implicaciones para la salud pública de la homeopatía

La polimedicación (el uso de múltiples medicamentos), particularmente en los ancianos, es un gran desafío para la medicina. Esto incluye analgésicos opiáceos (para el dolor), psicotrópicos (incluyendo tranquilizantes, antidepresivos y pastillas para dormir) y antibióticos. El uso excesivo de antibióticos ha llevado a una crisis global masiva de resistencia a los antimicrobianos: nos estamos quedando sin antibióticos efectivos. Existe una fuerte evidencia de investigación de que la integración de la homeopatía en la práctica médica reduce el uso de todos estos grupos peligrosos de drogas.

El estudio de efectividad comparativa más grande de la homeopatía publicado hasta la fecha es el estudio EPI3. Un estudio a nivel nacional en Francia, coordinado por el Departamento de Farmacoepidemiología de la Universidad de Burdeos, incluyó a 6.379 pacientes en 804 consultorios médicos. Comparó los resultados del tratamiento para los pacientes que acuden a médicos de familia convencionales, homeopáticos y de práctica mixta en afecciones musculoesqueléticas, infección del tracto respiratorio superior, trastornos del sueño, ansiedad y depresión en términos de beneficio clínico, atención médica y medicamentos, efectos adversos y pérdida de tratamiento. oportunidad. Los pacientes no difirieron entre los grupos, excepto por la cronicidad de su enfermedad, que fue mayor en el grupo homeopático. Los pacientes tratados por médicos homeopáticos mostraron una progresión clínica similar, pero tomaron aproximadamente la mitad de la cantidad de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en comparación con los pacientes tratados convencionalmente, con menos eventos adversos relacionados con los AINE y sin pérdida de oportunidad terapéutica.

Otro estudio en la serie EPI3 arrojó un resultado análogo, mostrando que los pacientes que consultan a médicos de familia certificados en homeopatía usaron significativamente menos antibióticos y medicamentos antipiréticos/antiinflamatorios para las infecciones del tracto respiratorio superior que aquellos que acudieron a médicos de familia que recetan sólo medicamentos convencionales, con resultados similares. Este hallazgo es de considerable importancia para la salud pública ya que la resistencia a los antimicrobianos es ahora un problema global importante. Una de sus principales causas es el uso excesivo de antibióticos para las infecciones del tracto respiratorio superior. Se encontraron resultados similares en ansiedad, depresión y trastornos del sueño.

Investigación de efectividad comparativa

La investigación de efectividad comparativa examina la efectividad de los tratamientos en situaciones del mundo real, a diferencia de las condiciones artificiales impuestas a menudo en ensayos controlados aleatorios, comparando los resultados en grupos de pacientes (a menudo conocidos como cohortes) que reciben diferentes tratamientos. Existen varios estudios de este tipo sobre homeopatía, que comparan los resultados en varios grupos de pacientes que acuden a médicos de familia convencionales y médicos de familia que integran la homeopatía en su práctica, incluidos los siguientes:

Un estudio multinacional de efectividad comparativa con 30 médicos, en seis centros clínicos en cuatro países, incluido el Reino Unido, que trata a pacientes con problemas respiratorios agudos. La respuesta a los 14 días fue del 82,6% para la homeopatía en comparación con el 68% para el tratamiento convencional. La tasa de eventos adversos para el tratamiento convencional fue del 22,3%, frente al 7,8% de la homeopatía. Una réplica de este estudio incluyó a 1.577 pacientes, de los cuales 857 recibieron tratamiento homeopático y 720 convencional: la mejora fue significativamente más rápida con la homeopatía.

Trichard et al compararon la «estrategia homeopática» con la «estrategia antibiótica» en la práctica médica rutinaria en el tratamiento de la rinofaringitis aguda recurrente en 499 niños de entre 18 meses y 4 años. Los médicos de familia que utilizaron la homeopatía tuvieron significativamente mejores resultados en términos de efectividad clínica, complicaciones, calidad de vida de los padres y tiempo perdido en el trabajo, a menor costo para la seguridad social.

Un grupo del Centro Médico de la Universidad Charité de Berlín comparó los resultados entre los médicos de familia homeopáticos y convencionales en diagnósticos crónicos comúnmente tratados en la práctica general (adultos: dolor de cabeza, lumbalgia, depresión, insomnio, sinusitis; niños: asma atópica, dermatitis, rinitis). 493 pacientes fueron tratados por 101 médicos familiares homeopáticos y 59 médicos de familia convencionales. Los pacientes tratados por los dos grupos de médicos fueron generalmente similares. La conclusión fue que los pacientes que buscaron tratamiento homeopático tuvieron mejores resultados a un costo similar.

Rentabilidad

El análisis económico de los datos del EPI3 se centró en tres tipos de costos: consulta, prescripción y costos totales. El gasto general en salud fue un 20% menor para los pacientes que consultaban a médicos de familia homeopáticos en Francia en comparación con los médicos de familia convencionales. El costo más bajo de las recetas para médicos de cabecera se compensó parcialmente con los costos de consulta más altos. Los médicos homeópatas recetaron muchos menos medicamentos potencialmente peligrosos, incluidos psicotrópicos, antibióticos y antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

En todos los estudios de efectividad comparativa de la homeopatía, su integración en la atención de la salud dio como resultado mejores resultados para los pacientes con mayor seguridad. Los que incluyeron análisis de costo-efectividad no mostraron costos adicionales o mostraron costos reducidos.

Seguridad de la homeopatía

La confianza del médico y del consumidor en la seguridad de la homeopatía está justificada. No hay evidencia de que los medicamentos homeopáticos causen daños graves o duraderos. Una revisión sistemática de la seguridad de la homeopatía, que incluyó una búsqueda exhaustiva de la literatura en inglés y consultas con las autoridades reguladoras, incluida la Administración Federal de Medicamentos (FDA) de los EE. UU., concluyó: «Los medicamentos homeopáticos pueden provocar efectos adversos, pero generalmente son leves y transitorios; los efectos adversos de la homeopatía son poco reportados; hay casos de «identidad equivocada» donde las hierbas medicinales se describieron como homeopáticas. Los principales riesgos asociados con la homeopatía son indirectos, en relación con el prescriptor en lugar de la medicina «.

Investigación básica: modelos biológicos.

Existe una gran cantidad de investigaciones en homeopatía que utilizan modelos animales, células humanas, plantas y otros organismos. La base de datos HomBRex contenía detalles de 2.289 experimentos de investigación básica en agosto de 2017. La Fundación Carstens la mantiene en Stuttgart-Alemania (www.carstens-stiftung.de/hombrex) y es accesible de forma gratuita. Karl Carstens, quien lo dotó, fue presidente de Alemania Occidental 1979-1984. De estos experimentos, el 89% informó al menos un resultado positivo. Los animales fueron el modelo más utilizado (371), seguido de plantas (201), material humano (92), bacterias y virus (37) y hongos (32). Una de las características de la ciencia de alta calidad es la replicación. Una revisión reciente de experimentos bioquímicos, inmunológicos, botánicos, biológicos celulares y zoológicos en diluciones homeopáticas encontró 98 experimentos replicados con más del 70% de replicaciones positivas.

Investigación básica: métodos físicos y químicos.

Los medicamentos homeopáticos están hechos de plantas, animales (o partes de animales) y otras sustancias diluidas en serie y agitadas vigorosamente durante el proceso de fabricación. Doce laboratorios de investigación independientes en los EE. UU., Francia, Italia, Rusia e India han descubierto que los medicamentos homeopáticos estudiados contienen varias nanoestructuras, que incluyen material fuente, nanopartículas de sílice y nanoburbujas de gas dispersas de forma heterogénea en solución coloidal. Este trabajo sugiere que los medicamentos homeopáticos, como las nanopartículas de ingeniería moderna, actúan modulando la red de respuesta al estrés alostático (la alostasis es el proceso de restaurar un ambiente interno estable), incluidas las citocinas, el estrés oxidativo y las proteínas de choque térmico.

Ensayos clínicos de homeopatía.

Hasta agosto de 2017, se habían publicado 1.138 ensayos clínicos de homeopatía. Los detalles se pueden encontrar en la base de datos CORE-HOM, también mantenida por la Fundación Carstens y accesible sin cargo (http://archiv.carstens-stiftung.de/core-hom)

Se han publicado cuatro revisiones sistemáticas/metaanálisis de la homeopatía para todas las afecciones. De estas, tres llegaron a una conclusión positiva: que existe evidencia de que la homeopatía es clínicamente efectiva. La excepción es la revisión de Shang et al. 46. Este metaanálisis fue controvertido, particularmente porque sus conclusiones se basaron en sólo ocho ensayos clínicos cuya identidad se ocultó hasta varios meses después de la publicación, lo que impidió el examen informado de sus resultados. La única conclusión indiscutible de este documento es que los ensayos clínicos de homeopatía son de mayor calidad que los ensayos de medicina convencional: de 110 ensayos clínicos de homeopatía y medicina convencional, 21 ensayos de homeopatía y sólo 9 ensayos de medicina convencional fueron de “mayor calidad”.

Un destacado investigador médico sueco comentó: “Para concluir que la homeopatía carece de efecto clínico, más del 90% de los ensayos clínicos disponibles tuvieron que descartarse. Alternativamente, se tuvieron que aplicar métodos estadísticos no perfectos”. Una mayor calidad equivale a un menor riesgo de sesgo, Mathie et al analizaron ensayos clínicos aleatorios de homeopatía individualizada, mostrando que los ensayos de mayor calidad arrojaron resultados positivos.

Las revisiones sistemáticas de ensayos aleatorios controlados de homeopatía en situaciones clínicas específicas también han arrojado resultados positivos, que incluyen: alergias e infecciones del tracto respiratorio superior (2 revisiones sistemáticas), Árnica en cirugía de rodilla, Diarrea infantil, Íleo postoperatorio, Enfermedades reumáticas, Rinitis alérgica estacional (fiebre del heno) (2 revisiones sistemáticas), y vértigo.

Conclusión

Los detractores frecuentemente afirman que no hay evidencia científica de la homeopatía. Como ha demostrado este breve artículo, este no es el caso. Aunque, de acuerdo con la comprensión científica actual, es inverosímil que las diluciones muy altas utilizadas en la homeopatía tengan efectos que no sean placebo, existe abundante evidencia de que lo hacen. La homeopatía está geográficamente extendida y está aumentando en popularidad. La investigación clínica y las síntesis de dicha investigación demuestran que es segura y efectiva para una variedad de condiciones. La integración de la homeopatía en los sistemas de atención médica se asocia con beneficios que incluyen mejores resultados, menor uso de medicamentos, incluidos antibióticos y beneficios económicos.

Sobre el autor

El Dr. Peter Fisher es Director de Investigación y Médico Consultor en el Royal London Hospital for Integrated Medicine (RLHIM). Miembro del Royal College of Physicians, está acreditado en homeopatía y reumatología. Es miembro del Panel Asesor de Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Medicina Tradicional y Complementaria, participó en la redacción de su Estrategia de Medicina Tradicional y Complementaria 2014-2023, y editor en jefe de la revista médica internacional Homeopathy. Es médico de Su Majestad la Reina Isabel II.

El RLHIM forma parte de la red de hospitales del sistema nacional de salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) asociado con el University College de Londres. Es uno de los centros médicos académicos más grandes del Reino Unido, siendo el centro de medicina integrativa más grande del sector público de Europa.

 

EL INFORME AUSTRALIANO

El Consejo Nacional de Investigación Médica y de Salud de Australia (NHMRC) estuvo llevando a cabo una investigación sobre la homeopatía entre los años 2010 y 2015, para llegar a una conclusión sobre su evidencia. El objetivo era informar a los australianos al respecto.

Se contrató a un equipo externo para llevar a cabo el trabajo. El primer informe, supuestamente terminado en 2012, nunca se publicó por negativa del NHMRC. Se contrató a un segundo equipo externo para volver a realizar el estudio; en el año 2015 se publicó un informe en el que se decía «… no hay condiciones de salud para las cuales haya evidencia confiable de que la homeopatía sea efectiva”.

Esto levantó serias sospechas de mala conducta científica y de procedimiento, principalmente por el hecho de negar la publicación del informe de 2012 y porque el entonces presidente del comité de evaluación de 2015, Peter Brooks, era miembro de un conocido grupo de presión contra la Homeopatía, después de haber manifestado no tener conflicto de intereses al respecto. Además, el investigador australiano Gerry Dendrinos, encontró que las conclusiones se basaron en tan sólo 5 ensayos y no en 1.800 tal como decían; los demás se excluyeron por razones no claras o no justificadas.

El 26 de agosto de 2019, la CEO del NHMRC (Anne Kelso) declaró que «contrariamente a algunas afirmaciones, la revisión [de 2015] no concluyó que la homeopatía no fuera efectiva«.

Finalmente, según el HRI (Instituto de Investigación en Homeopatía), también en agosto de 2019 el NHMRC finalmente lanzó el borrador del informe de 2012, en el que el autor concluyó que hay «pruebas alentadoras de la efectividad de la homeopatía» en cinco afecciones médicas.

Fuentes:
www.facultyofhomeopathy.org
www.hri-research.org

 

¿Te interesa conocer más a fondo la Homeopatía? ¡Fórmate con nosotros!

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies