fbpx

Cada año, miles de mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama. Si bien existe una amplia información en el público sobre los aspectos médicos del tratamiento, en comparación, todavía falta información sobre la prevención. 

Este artículo proporcionará información actual sobre cómo las mujeres chinas previenen el cáncer de mama. Si bien este artículo aborda a las mujeres, el cáncer de seno ocurre en hombres (menos del 2% de los casos cada año).

Dieta

La dieta juega un papel importante en la prevención del cáncer de mama. Las tasas de cáncer de mama entre las mujeres japonesas y chinas son aproximadamente una décima parte de las mujeres estadounidenses. La dieta típica asiática es más baja en grasa y productos lácteos y mucho más alta en productos de soja, vegetales verdes y granos enteros en comparación con las sociedades occidentales. Las tasas de cáncer de mama han aumentado para las mujeres inmigrantes japonesas y los descendientes en California que gradualmente han cambiado a una dieta más occidental. Las mujeres con sobrepeso también tienen un mayor riesgo.

Comer más pescado en lugar de carne roja puede reducir la ingesta de grasas saturadas. Los asiáticos también tienden a comer alimentos más frescos, que tienen menos conservantes. La agricultura en Asia tiende a usar menos fertilizantes químicos y pesticidas debido al alto costo de los productos químicos, aunque esto ha ido cambiando rápidamente a medida que la agricultura se ha ido «occidentalizando». La agricultura orgánica se ha vuelto más popular últimamente y proporciona una mejor fuente de productos.

Estrés

El estrés puede estimular la secreción excesiva de hormonas en el cuerpo, lo que puede llevar a una tasa más alta de cáncer de mama. Evalúa tu vida diaria. Estar ocupado no necesariamente equivale a más estrés. Preocuparse excesivamente puede crear tensión en el cuerpo y debe reducirse si es posible. Trata de tener una perspectiva más positiva en la vida. Recuerda: «Cuando estás enfadado, 10 millones de células de tu cuerpo mueren o se vuelven tóxicas; cuando estás feliz, todas tus células están felices y en funcionamiento«.

Alcohol, tabaco y café.

El consumo de alcohol y café y el consumo de tabaco se han relacionado directamente con las tasas más altas de cáncer. Estos hábitos tienden a desarrollarse a una edad temprana, por lo que es importante enseñarles a nuestras hijas hábitos de estilo de vida saludables en una edad temprana. También es importante evitar el humo persistente como fumador pasivo y la polución.

Meditación y Acupuntura.

Ejercicios como Qi gong y Yoga pueden ayudar a reducir el estrés y la tensión en tu cuerpo. La meditación puede relajar tu mente y equilibrar el cuerpo. Estos ejercicios no son difíciles de aprender y puede incorporarlos a tu estilo de vida con relativa facilidad. Desde la década de 1970, los chinos han estado experimentando con Qi gong en el tratamiento del cáncer de mama. Si bien los tratamientos médicos de Qi gong han demostrado cierta efectividad en el control del cáncer, también se ha demostrado que Qi gong retrasa la aparición y el crecimiento de células cancerosas.

Las pacientes de cáncer de mama tratadas con inhibidores de la aromatasa, como terapia o por prevención, suelen sufrir un intenso dolor articular para el que se recetan fármacos con graves efectos secundarios. Un estudio demuestra que la acupuntura sirve para aliviar ese dolor.

 

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies