fbpx

Quizás ya conozcas las propiedades del Aloe Vera en uso tópico como tratamiento de rasguños, cortes o quemaduras.
En este artículo, vas a descubrir que los mayores beneficios que aporta la “planta de la inmortalidad” están en su consumo por vía oral.

El aloe vera o sábila contiene más de 200 componentes naturales biológicamente activos, que incluyen polisacáridos, enzimas, aminoácidos, vitaminas y minerales como calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, sodio, hierro, potasio, cobre y manganeso; todos ellos indispensables para el correcto funcionamiento y regeneración de nuestro organismo.

Aporta  20 de los 22 aminoácidos esenciales requeridos por el cuerpo humano. También contiene ácido salicílico, que combate la inflamación, por lo que la toma de aloe vera está recomendada en  caso de problemas articulares.

Según el Journal of Environmental Science and Health, el aloe vera también posee además de propiedades antibacterianas,  propiedades  antivirales y antifúngicas que ayudan al sistema inmunitario a limpiar nuestro cuerpo de toxinas y patógenos invasores.

Estudios como “Urvashi Nandal & Raju Lal Bhardwaj, 2012. International Research Journal of Plant Science. Impact Factor: 1.643. Q2 Aloe vera for human nutrition, health and cosmetic use – A review”, revelan la presencia en esta planta de vitamina B12 y de un polisacárido, el acemanan que favorece la biodisponibilidad de esta vitamina; es decir, ayuda a su asimilación cualquiera que sea su origen previniendo así su deficiencia.

Esto convierte al aloe vera en un fantástico complemento en las dietas vegetarianas y veganas incrementando el aporte y la asimilación de la vitamina B12.

La presencia de enzimas, como amilasa y lipasa, ayudarán en el proceso digestivo a descomponer moléculas de grasa y azúcar.

Además de ser un excelente limpiador, podemos emplear el jugo de aloe en molestias más concretas como la indigestión, favorecer el tránsito intestinal o como un eficaz colutorio natural para eliminar placa o ayudar en la curación de aftas.

Si has leído este artículo y has decidido adoptar el saludable hábito de incluir el aloe vera en un tu dieta, puedes consumirlo directamente de la planta, extrayendo la pulpa de la hoja, aunque la opción más fácil es adquirir el jugo de aloe y añadirlo a tus zumos o batidos.

 

 

 

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies