fbpx
Orgánica, ecológica y efectiva: ¿te atreves a probar la nueva cosmética del futuro?

Primero fue la comida, ahora son las cremas; se trata de cuidarse más y de paso cuidar el medio ambiente.

El mercado de cosméticos orgánicos está conquistando el mundo… naturalmente. Los productos de belleza y cuidado de la piel más populares ya no dependen de ingredientes sintéticos, se espera que la cantidad de consumidores interesados ??en comprar productos naturales continúe aumentando.

En una amplia gama de diferentes industrias, las personas desean saber de dónde se obtienen los ingredientes o materiales para los productos; cómo se hacen o quiénes los han hecho y si apoyarán o dañarán la salud a largo plazo. Los productos de belleza se colocan directamente sobre la piel, por lo que, un amplio interés en la salud integral, ha generado un nuevo interés de los consumidores en los ingredientes y procesos.

¿Por qué está creciendo el mercado de belleza natural?

La historia de éxito de la cosmética natural y orgánica se está escribiendo en los mercados extranjeros tanto como en Europa, donde, por ejemplo, los mercados de cosméticos naturales escandinavos están marcando tendencias. El mercado más grande para cosméticos naturales, los EE. UU., abarca desde cosméticos «orgánicos» hasta «inspirados en la naturaleza». La proporción de cosméticos naturales certificados ronda el 20%. Con una facturación anual actual de 19.000 millones de dólares estadounidenses, la empresa estadounidense Persistence Market Research (PMR), Nueva York (EE. UU.), pronostica un crecimiento anual de más de 430 millones de dólares durante los próximos siete años.

¿Por qué?

En primer lugar, los consumidores socialmente conscientes son la nueva fuerza impulsora detrás de las tendencias del mercado. Comprar productos “responsables” está más de moda que nunca, especialmente porque la conciencia ambiental se está convirtiendo en algo habitual dentro del mercado de la generación Millenial y la generación Z.

Las redes sociales son clave para el cambio en la demanda de los consumidores. Las tendencias se comparten de manera más rápida y emotiva, con las celebridades y personas influyentes – así como con la gente común- publicando contenido que impulsa a todos a convertirse en un consumidor consciente. Gwyneth Paltrow, gran defensora del consumo consciente y natural, es un excelente ejemplo de ello; en 2016, le dijo a Vogue que «la idea de que estás haciendo ejercicio e intentando comer bien y luego te estás untando con químicos, parabenos y siliconas, no es genial«.

Sin embargo, sería una ofensa para la inteligencia y para los consumidores, afirmar que el movimiento hacia los productos naturales sólo se debe a la influencia de las celebridades. En cambio, parece que a medida que el mundo cambia, está surgiendo una nueva forma de consumismo, basada en los principios de conciencia y preocupación por las personas y el mundo. Los consumidores quieren que sus adquisiciones no sean nocivas para sus cuerpos, ni para el planeta.

El clima afecta directamente a la salud de la piel, a la calidad del agua, del viento y de la humedad; los niveles de contaminación pueden desencadenar o exacerbar las condiciones de la piel. Actualmente existe un aparente déficit generalizado de vitamina D en los países industrializados; contrariamente a la idea extendida, en España también existe insuficiencia y deficiencia de vitamina D en todas las edades estudiadas y en ambos sexos, similar a la existente en todo el mundo, incluyendo regiones muy soleadas. Aunque la vitamina D es más conocida por su papel en la absorción del calcio, también afecta a las enfermedades de la piel, incluyendo acné y psoriasis.

Además del aumento general de la conciencia sobre temas de salud y medioambientales, las empresas de cosmética natural están respondiendo a una serie de inquietudes muy importantes de los consumidores. Las demandas, como el caso Johnson & Johnson en el que se otorgó un gran asentamiento como resultado del cáncer de ovario relacionado con el polvo de talco, han llamado la atención sobre los peligros de los componentes químicos utilizados en los productos de cuidado personal. En respuesta, los gobiernos de todo el mundo están revisando la legislación sobre ingredientes cosméticos.

Preocupaciones legítimas y cambio personal muy positivo.

Shalom Estética Natural Avanzada
c/ Tarragona, 41 – Vigo

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios: Cuéntame más ACEPTAR

Aviso de cookies